Es una imagen de la glándula mamaria tomada con rayos X. Nuestro equipo es el único con un tamaño de pixel de 50 micras, ideal para detectar de forma prematura una lesión de mínima dimensión.

El objetivo de este examen es detectar el cáncer de seno antes de que empiece a causar síntomas, pero muchas mujeres no llegan a manifestarlos. Es por este   motivo que hacer pruebas de detección periódicas como la mamografía son tan importantes y debe ser realizada cada año en mujeres mayores de 40 años, según la recomendación de la Sociedad Americana del Cáncer.

Nuestro equipo genera la menor dosis de radiación existente en el mercado para que los efectos colaterales de la radiación se minimicen. Por eso nuestro equipo no es sólo más seguro, más preciso, sino también más confortable ya que tiene un soporte curvo donde se coloca la mama, así como una superficie precalentada. Ambas características están pensadas para dar confort al paciente.

Use el formulario a continuación para solicitar un examen,
nosotros lo llamaremos para coordinar la fecha y hora de su atención

Gracias por su comunicación

Contáctanos en todo momento: